La revolución tecnológica y el liderazgo femenino

Hoy, el mundo es más abarcable gracias a la tecnología, lo cual ha abierto la puerta a una revolución que ha contado con el talento de grandes mentes creativas e incansables líderes, entre los que hoy se destacan mujeres que, pese a caminar en un territorio tradicionalmente masculino, han sabido avanzar y hacer crecer una industria cada vez más plural e inclusiva.

De diferentes edades, entornos, carreras, nacionalidades, mujeres de todo el mundo han entrado al universo tecnológico para aprender, aportar, mejorar y hacerlo crecer a través de un liderazgo comprometido y exitoso. Muchas abogan por empresas con plantillas diversas como única forma de ver el futuro, y desde sus altos cargos en las empresas tecnológicas que dominan el mercado, impulsan la atracción de más mujeres al sector y luchan para que las nuevas generaciones no abandonen el interés por las carreras técnicas, y claro, acabar con los clichés de roles de género.

Marissa Mayer, por ejemplo, fue la primera mujer en el equipo de ingenieros de Google, y escaló posiciones hasta llegar a ser la Vicepresidente de Productos de Búsqueda y Experiencia de Usuario y un importante vocero de la compañía. En 2012 fue nombrada Presidente y Directora Ejecutiva de Yahoo!.

Parisa Trabiz, llamada la Princesa de Seguridad de Google, es una de las personalidades más importantes del mundo en cuanto a seguridad informática se refiere. Antes de que terminara sus estudios universitarios, el gigante tecnológico contrató a esta reconocida hacker, encargada de la seguridad del navegador Chrome. Como si fuera poco, es responsable de la formación de nuevos talentos dentro de la empresa y es activista por la igualdad laboral de las mujeres.

En España, varias de las más grandes compañías de tecnología están lideradas por mujeres, tal es el caso de Pilar López, con un equipo de 700 personas como presidente de Microsoft, Fuencisla Clemares hace lo propio en Google, Irene Cano como Directora General de Facebook Iberia, Sarah Harmon para LinkedIn de España y Portugal, Rosa García como Presidenta y CEO de Siemens y Marta Martínez de IBM España, Portugal, Grecia e Israel.

La industria de la tecnología, tal vez por su propia naturaleza innovadora, está sabiendo marcar pauta en cuanto a inclusión se refiere, y lo hace de muchas maneras. «Sí que creo que las tecnológicas han entendido la importancia de ser inclusivos. En LinkedIn pretendemos ser una compañía diversa porque queremos ganar. Ser los más competitivos. Y creo que esa actitud de la industria tech todavía no se ha infiltrado en otros sectores. Todo el mundo reconoce que es lo correcto, pero muchos todavía no han asimilado que también es beneficioso para el negocio”, comentó para el diario El País, la estadounidense Sarah Harmon.

Pero más allá del tema social, también existe un enfoque que convierte a la inclusión en un imperativo económico y productivo, que es impulsado por la diversidad, así lo explica Fuencisla Clamares, directora general de Google para España y Portugal: «Cuando convergen distintos puntos de vista, el debate es infinitamente más rico, y las decisiones, mejores. Nosotros lanzamos productos para todo el mundo y, por tanto, nuestros trabajadores deben reflejar la diversidad de la sociedad para que seamos capaces de ofrecerles productos que les sean útiles a todos, con independencia de su género, raza, religión, cultura u orientación sexual